Nada que festejar

Desde hace muchos años los Encuentros ahora Plurinacionales de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No binaries se hacen en octubre, coinciden con la fecha del inicio del genocidio indígena en América, el inicio del colonialismo que no cesa.

Y cada vez en el Encuentro se cruzan la multiplicidad de voces, experiencias, territorios y resistencias que gritan NO HAY NADA QUE FESTEJAR. Porque el colonialismo y el racismo se ensañan con nuestros cuerpos que, como nuestros territorios, NO SON TERRITORIOS DE CONQUISTA.

El patriarcado racista y colonial lee nuestra potencia y no es casualidad que a la vuelta del Encuentro de 2015 hayamos tenido que llorar y rabiar el travesticidio de Diana Sacayan, travesti originiaria, una luchadora que es parte de nuestra memoria colectiva. Tampoco que en 2016 se haya relatado públicamente el femicidio de Lucía Pérez como una escena de tortura colonial, aunque después supiéramos que era mentira. ¿No es acaso eso una forma de disciplinamiento?

Este EPMLTTNB+ empezó y terminó con mujeres mapuche presas por defender sus territorios. Este colonialismo racista se tiene que terminar y es nuestro compromiso que las presas políticas mapuche estén en libertad ya!

Comparte

Te pueden interesar