Justicia por Vanesa Celma

Desde Bichos Raros adherimos al pedido de justicia por el femicidio de Vanesa

Los familiares de Vanesa Soledad Celma, fallecida el 22 de noviembre de 2010 como consecuencia de las heridas sufridas por haber sido rociada con alcohol y prendida fuego, queremos difundir el presente comunicado, con la finalidad de dar a conocer la siguiente información.

La causa que se inició en la justicia provincial de Santa Fe para investigar la muerte de Vanesa se archivó, definitivamente, en el año 2016, luego de un tedioso derrotero para esta familia, sin que se imputara a ninguna persona. Dicha investigación estuvo colmada de irregularidades, malas prácticas, estereotipos y acciones deficientes, con total falta de perspectiva de genero, que derivaron en la resolución de archivo, significando un acto de injusticia e impunidad.

A pesar del dolor y la desesperanza, esta familia no bajó los brazos y, en febrero de 2017, recurrimos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar las graves violaciones cometidas por los Poderes Judicial y Ejecutivo de Santa Fe a las obligaciones de carácter internacional, relativas a investigar, juzgar y sancionar con debida diligencia la violencia contra las mujeres. La denuncia fue realizada contra el Estado Argentino, por ser éste el responsable ante los organismos internacionales que se ocupan de sancionar el incumplimiento de los Tratados sobre Derechos Humanos.

Una vez notificada la presentación de la denuncia al Estado por parte de la Comisión, se inició un periodo de negociaciones entre las partes para intentar arribar a un acuerdo de solución amistosa, que permitiera establecer acciones de reparación y no repetición a cargo del Estado. En las reuniones participaron representantes del Estado Nacional y también de la provincia de Santa Fe, que fue convocada por ser la implicada directa en el asunto.

Desde el primer encuentro, celebrado en el año 2020, les funcionaries que intervinieron manifestaron abiertamente su compromiso para reparar a esta familia por los graves perjuicios que hemos sufrido por las malas intervenciones que se hicieron en el caso. Por supuesto, tales afirmaciones nos generaron una gran expectativa y nos movilizaron intensamente, ya que creímos que finalmente el Estado reconocería su responsabilidad y se haría cargo de responder, especialmente frente a les hijes menores de edad de Vanesa.

Sin embargo, toda esa expectativa se ha transformado en una profunda desilusión, puesto que hace mucho que estamos esperando definiciones de parte del Estado, sobre todo de la provincia de Santa Fe, sin que hasta el momento tengamos respuestas que concreten los anuncios que se nos hicieron.

Con inmenso esfuerzo y trabajo esta familia presentó, hace más de un año, una propuesta de agenda reparatoria al Estado. Pero hasta el momento, sólo hemos recibido contestaciones dilatorias, cuyo único efecto ha sido el de perpetrar nuestra desazón y angustia.

De manera respetuosa, hemos esperado suficiente. Pero a esta altura, cada día que pasa es más pesado. Pedimos encarecidamente que el Estado de la provincia de Santa Fe se pronuncie en forma efectiva sobre las medidas de reparación y así frenar la incertidumbre de esta familia, lo que nos permitirá decidir sobre el futuro de la denuncia presentada a la Comisión Interamericana.

Si de verdad existe un interés en reivindicar la actuación estatal por la muerte de Vanesa, pedimos que se actúe en consecuencia. Si no es así, al menos, exigimos claridad en el mensaje. Porque ya hemos padecido demasiado, y no queremos seguir prisioneros y prisioneras del dolor. Es momento de que se deje a esta familia poner fin a la impunidad y comenzar un nuevo capítulo en nuestras vidas.


Por la memoria de Vanesa. Por el presente y futuro de sus hijes.

Comparte