Highi: «Cada une hizo un golazo»

Eva Analía de Jesús, conocida por todxs como Higui fue absuelta el 17 de marzo tras adelantar los alegatos finales.

La historia de Higui no comienza en el 2016, cuando fue acusada de homicidio al defenderse de una violación en patota y correctiva. Por lesbiana, por pobre y por negra sufrió cientos de violencias durante su vida, ejercidas por una sociedad que discrimina y por las instituciones que debían haberla defendido y otorgarle justicia.

En octubre del 2016 Higui comenzó a ser agredida por Cristian Espósito y otro hombre, le rasgaron el pantalón y los bóxer y ante la seguridad de ser violada, se defendió. Cuando la policía llegó ella estaba semiconsciente por los golpes y cerca del cadáver de Espósito, con una puñalada en el pecho.

Higui fue imputada por homicidio simple. La causa se vio plagada de irregularidades, no se mencionaba el estado en que estaba Higui, ni su ropa rota, no se tuvo en cuenta el intento de violación ni lo que ella relata sobre el ataque. En cambio sí se dieron por ciertas las palabras de un testigo que afirmó que Higui había atacado a Espósito sin mediar motivo.

Hasta julio del 2017 Higui estuvo con prisión preventiva en espera de un juicio. La presión del movimiento feminista y de derechos humanos logró que fuera excarcelada.

Graciela Conder, abogada de Higui, conversó con Les impertinentes el sábado 19 de marzo, acerca de su absolución.

Higui también tomó la palabra para decir su verdad, para contar que su absolución fue “un gol que hicimos entre todes, todes pateamos la pelota. Somos un equipo. Cada une hizo un golazo y que festejen”

Comparte